DEDUCIBILIDAD DE LOS GASTOS DE VIAJE AL INTERIOR Y EXTERIOR DEL PAÍS SEGÚN LA LEY DEL IMPUESTO A LA RENTA

DEDUCIBILIDAD DE LOS GASTOS DE VIAJE AL INTERIOR Y EXTERIOR DEL PAÍS SEGÚN LA LEY DEL IMPUESTO A LA RENTA[1]

1. INTRODUCCIÓN

La apertura comercial, que el planeta y específicamente el Perú viene experimentado en los últimos años, ha generado que no solo los capitales, mercancía, conocimiento y tecnología se movilicen de manera extraordinaria en todo el globo, sino también el movimiento de un número inmenso de personas, quienes viajan de un lugar a otro con tal de llevar sus productos a los mercados internacionales o establecer más relaciones comerciales con la finalidad de aumentar sus ventas.

Dichos movimientos de recurso humano ejecutados en las operaciones regulares de una empresa, para nada resultan gastos diminutos para éstas, por lo que, en buena cuenta, nuestros Poderes Legislativo y Ejecutivo han creído conveniente incluir estas erogaciones, aunque con límites, como parte de los gastos deducibles para determinar la renta neta de tercera categoría.

Como se sabe, para determinar la renta neta de tercera categoría se debe restar a la renta bruta (conjunto de ingresos afectos al impuesto que se obtenga en el ejercicio gravable) todos los gastos deducibles aceptados por ley a fin de calcular el Impuesto a la Renta del Ejercicio.

Los gastos para establecer la renta neta de tercera categoría aceptados por la ley se encuentran establecidos en el artículo 37° del Texto Único Ordenado de la Ley del Impuesto a la Renta (en adelante, LIR), aprobado mediante Decreto Supremo N° 179-2004-EF (08.12.2004) y Reglamentado (en adelante, Reglamento) por el artículo 21° del Decreto Supremo N° 122-94-EF (21.09.1994).

A continuación se detallarán cuáles son los requisitos y límites de los gastos de viaje al interior y exterior del país a fin de determinar la renta neta de tercera categoría.

2. REQUISITOS GENERALES DE LOS GASTOS

Todos los gastos establecidos en el artículo 37° de la LIR, para ser aceptados como deducibles deben cumplir con los requisitos siguientes:

2.1. Principio de causalidad

El primer párrafo del artículo 37° de la LIR establece lo siguiente:

“A fin de establecer la renta neta de tercera categoría se deducirá de la renta bruta los gastos necesarios para producirla y mantener su fuente, así como los vinculados con la generación de ganancias de capital, en tanto la deducción no esté expresamente prohibida por esta ley, (…)”

A interpretación del Tribunal Fiscal, según RTF N° 00182-8-2011 (06.01.2011), “esta norma recoge el denominado “principio de causalidad, que es la relación existente entre el egreso y la generación de renta gravada o el mantenimiento de la fuente productora, es decir, que todo gasto debe ser necesario y vinculado a la actividad que se desarrolla, noción que debe analizarse considerando los criterios de razonabilidad y proporcionalidad, atendiendo a la naturaleza de las operaciones realizadas por cada contribuyente”.

Asimismo, la SUNAT[2] se pronunció, mediante Carta N° 044-2004-SUNAT/2B0000 (03.11.2004), de la siguiente manera: “Como concepto general, puede decirse que del propio principio de causalidad surgen implícitos algunos de los caracteres que deben revestir los gastos para ser deducibles: ser necesarios para obtener la renta o mantener la fuente; ser normales de acuerdo al giro del negocio; mantener cierta proporción con el volumen de operaciones; entre otros”.

2.2. Criterios de Razonabilidad y Proporcionalidad

Respecto a los criterios de proporcionalidad y razonabilidad del gasto, se tiene que los mismos están vinculados con el volumen de las operaciones del negocio.[3]

Al respecto el Tribunal Fiscal, mediante RTF N° 06009-3-2004 (18.08.2004), estableció lo siguiente: “A efectos de determinar la proporcionalidad de los conceptos deducibles con el volumen de las operaciones del negocio, no resulta idóneo el uso de la cifra del capital social de una empresa; pues dicha cifra no constituye de manera alguna un indicador del  volumen de las operaciones, sino que refleja una deuda de la empresa frente a sus accionistas o socios, siendo que las fluctuaciones de la que puede ser objeto no guardan estricta relación con el desarrollo de las actividades económicas que desarrolle la empresa”.

2.3. Criterio de Normalidad

En relación al criterio de la normalidad, en la Carta N° 044-2004-SUNAT/2B0000[4] se estableció lo siguiente: “(…) Son deducibles para efectos tributarios los gastos necesarios y normales de acuerdo al giro del negocio, considerándose como tales no sólo a los típicos incurridos en el desarrollo ordinario de las actividades empresariales, sino también aquellos que, directa o indirectamente, tengan por objeto la obtención de beneficios para la empresa.”

3. GASTOS DE VIAJE

Conforme al artículo 37° de la LIR, los gastos de viaje comprenden a los gastos por transporte y viáticos.

Así también, la misma norma indica que los viáticos comprenden los gastos de alojamiento, alimentación y movilidad.

1 gastos de viaje

Además, en dicho dispositivo se hace distinción entre gastos de viaje al interior del país y gastos de viaje al exterior del país, los cuales están sujetos a requisitos y límites, conforme lo expondremos a continuación.

4. GASTOS DE VIAJE AL INTERIOR DE PAÍS

4.1. Requisitos

Los gastos de viajes al interior del país deben ser indispensables de acuerdo con la actividad productora de renta gravada y se sustenta con los siguientes documentos:

  • La necesidad del viaje quedará acreditada con la correspondencia y cualquier otra documentación pertinente (acuerdos de directorio, informes, cartas, invitaciones a eventos, entre otros).
  • Los gastos de transporte deben sustentarse con boleto de viaje.
  • Los gastos por viáticos deben sustentarse con comprobantes de pago.

4.2. Límites

El gasto de transporte no está sujeto a límites en razón que éste se demuestra con los boletos de viaje. En cambio, los gastos por viáticos (alojamiento, alimentación y movilidad) sí están sujetos a límites.

Límites de los gastos por viáticos:

Los gastos por viáticos (diarios) no pueden exceder del doble del monto que, por ese concepto, concede el Gobierno Central a sus “funcionarios de carrera de mayor jerarquía” (FMJ), conforme al siguiente cuadro[5]:

2 gastos de viaje

5. GASTOS DE VIAJE AL EXTERIOR DEL PAÍS

5.1. Requisitos

Los gastos de viajes al exterior del país deben ser indispensables de acuerdo con la actividad productora de renta gravada y se sustenta con los siguientes documentos:

  • La necesidad del viaje quedará acreditada con la correspondencia y cualquier otra documentación pertinente (acuerdos de directorio, informes, cartas, invitaciones a eventos, entre otros).
  • Los gastos de transporte deben sustentarse con boleto de viaje.
  • Los gastos de alojamiento se sustentarán con documentos emitidos en el exterior de conformidad a las disposiciones legales del país respectivo, siempre que conste en ellos, por lo menos, el nombre, denominación o razón social y el domicilio del transferente o prestador del servicio, la naturaleza u objeto de la operación; y, la fecha y el monto de la misma[6].
  • Los gastos de alimentación y movilidad pueden sustentarse por cualquiera de las siguientes formas:

- Con documentos emitidos en el exterior, con las formalidades antes señaladas para los gastos de alojamiento, o

- Con declaración jurada emitida por el beneficiario del viático.

5.2. Límites

El gasto de transporte no está sujeto límites en razón que éste se demuestra con los boletos de viaje. En cambio, los gastos por viáticos (alojamiento, alimentación y movilidad) sí están sujetos a límites.

Límites de los gastos por viáticos:

Los gastos por viáticos (diarios) no pueden exceder del doble del monto que, por ese concepto, concede el Gobierno Central a sus “funcionarios de carrera de mayor jerarquía” (FMJ), conforme al siguiente cuadro[7]:

3 gastos de viaje

Límites a los gastos de alimentación y movilidad sustentados con declaración jurada:

Los gastos de alimentación y movilidad sustentados con declaración jurada no podrán exceder del treinta por ciento (30%) del monto máximo establecido en el cuadro anterior, conforme a lo siguiente:

4 gastos de viaje

5.3. Información mínima de la declaración jurada

La información mínima que debe contener la declaración jurada es:

DECLARACIÓN JURADA

I. Datos generales de la declaración jurada

a. Nombre o razón social de la empresa o contribuyente.

b. Nombres y apellidos de la persona que realiza el viaje al exterior, el cual debe suscribir la declaración.

c. Número del documento de identidad de la persona.

d. Nombre de la(s) ciudad(es) y país(es) en el(los) cual(es) han sido incurridos.

e. Período que comprende la declaración, el cual debe corresponder a la duración total del viaje.

f. Fecha de la declaración.

II. Datos específicos de la movilidad

a. Detallar la(s) fecha(s) (día, mes y año) en que se incurrió en el gasto.

b. Detallar el monto gastado por día, expresado en nuevos soles.

c. Consignar el total de gastos de movilidad.

III. Datos específicos relativos a la alimentación

a. Detallar la(s) fecha(s) (día, mes y año) en que se incurrió en el gasto.

b. Detallar el monto gastado por día, expresado en nuevos soles.

c. Consignar el total de gastos de alimentación.

IV. Total del gasto por movilidad y alimentación (Suma de los rubros II y III).

La falta de alguno de los datos señalados en los rubros II y III sólo inhabilita la sustentación del gasto por movilidad o por alimentación, según corresponda.

6. DATO IMPORTANTE

Conforme al inciso n) del artículo 21 del Reglamento, en ningún caso se admitirá como deducción los gastos de viaje que correspondan a los acompañantes de la persona que la empresa o contribuyente encomendó su representación.

7. JURISPRUDENCIA

  • RTF Nº 17711-8-2011 (21.10.2011)

Que la documentación presentada por la recurrente para sustentar la necesidad de los gastos de viaje observados, consistió en comprobantes de pago, boletos de viaje, itinerarios, pasaportes, vouchers, recibos de pago, entre otros, …, acreditan que los viajes se realizaron pero resultan insuficientes para demostrar que eran necesarios para la generación o mantenimiento de la fuente productora de renta gravada, para lo cual debió presentar como medio probatorio los acuerdos de directorio a través de los cuales se habrían autorizados, así como informes, cartas, invitaciones a eventos, entre otros, que hubieran permitido establecer tal vinculación, máxime si se tiene en cuenta que no precisó las actividades realizadas, ni las reuniones sostenidas con sus proveedores y clientes, ni la forma con éstas redundaron o pudieron redundar en beneficio de la actividad gravada.

Que dado que la recurrente no sustentó la necesidad de los gastos de viaje observada procede mantener el reparo…

8. INFORMES SUNAT

  • INFORME N° 046-2007-SUNAT/2B0000    

1. Los gastos de transporte a que se refiere el inciso r) del artículo 37° de la Ley del Impuesto a la Renta, son aquellos que se realizan para el traslado del trabajador a un lugar distinto al de su residencia habitual, por asuntos del servicio que presta.

2. Los gastos de movilidad a que se refiere el aludido inciso, son aquellos en los que se incurre cuando, siendo prestado el servicio en un lugar distinto al de su residencia habitual, la persona requiera trasladarse o movilizarse de un lugar a otro.

  • INFORME N° 107-2007-SUNAT/2B0000    

En la medida que los gastos efectuados (transporte y viáticos) con ocasión de un viaje, en los periodos en los cuales no se han realizado actividades profesionales o comerciales, sean necesarios para la obtención de rentas de tercera categoría, serán deducibles al amparo del inciso r) del artículo 37° del TUO de la Ley del Impuesto a la Renta.

  • INFORME N° 022-2005-SUNAT/2B0000    

Los gastos por viáticos (alojamiento y alimentación) incurridos en el extranjero serán deducibles de la renta bruta de tercera categoría, siempre que esté acreditada la necesidad del viaje así como la realización de dichos gastos con los documentos que hagan las veces de los comprobantes de pago emitidos de acuerdo a la legislación del país respectivo o cualquier otro documento fehaciente, en los cuales debe constar, por lo menos, el nombre, denominación o razón social y el domicilio del transferente o prestador del servicio, la naturaleza u objeto de la operación; y, la fecha y el monto de la misma.

Dicha deducción sólo procederá hasta el doble del monto que, por ese concepto, concede el Gobierno Central a sus funcionarios de carrera de mayor jerarquía.

9. BASE LEGAL

  • Decreto Supremo N° 122-94-EF (21.09.1994): Art. 21 inc. n).
  • Decreto Supremo N° 179-2004-EF (08.12.2004): Artículos 37º inc. r), 51 –A.
  • Decreto Supremo N° 047-2002-PCM (06.06.2002).
  • Decreto Supremo N° 028-2009-EF (05.02.2009).
  • Decreto Supremo N° 007-2013-EF (23.01.2013).
  • Decreto Supremo N° 056-2013-PCM (19.05.2013).
  • RTF N° 2411-4-96 (15.11.1996).
  • RTF N° 06009-3-2004 (18.08.2004).
  • RTF N° 00182-8-2011 (06.01.2011).
  • RTF Nº 17711-8-2011 (21.10.2011)
  • INFORME N° 022-2005-SUNAT/2B0000
  • INFORME N° 046-2007-SUNAT/2B0000
  • INFORME N° 107-2007-SUNAT/2B0000
  • Carta N° 044-2004-SUNAT/2B0000

 


[1] Escrito por: Deysi Elma Nuñez Meza, egresada de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima – Perú.

[2] Citando a: GARCÍA MULLÍN, Juan Roque; Manual del Impuesto sobre la Renta; Instituto de Capacitación Tributaria; Buenos Aires – Argentina; p. 122.

[3] Según RTF N° 2411-4-96 de fecha 15.11.1996, citada en la Carta N° 044-2004-SUNAT/2B0000.

[4] Citando a: FERNÁNDEZ ORIGGI, Ítalo; “Las deducciones del Impuesto a la Renta”; Palestra editores; Lima; 2005.

[5] Según Decreto Supremo N° 028-2009-EF (05.02.2009) y Decreto Supremo N° 007-2013-EF (23.01.2013).

[6] Conforme al artículo 51-A de la LIR.

[7] Conforme al Decreto Supremo N° 047-2002-PCM (06.06.2002), modificado por Decreto Supremo N° 056-2013-PCM (19.05.2013).